La ScolcaLa Scolca

Passione senza tempo.
Lo que más impacta al llegar a la Tenuta La Scolca, además de la antigua Torre que corona la casa, es lo agradable de la atmósfera que se percibe: todo se lleva a cabo con la armonía y la puntualidad que sólo los mecanismos ya probados pueden mostrar.
La Tenuta La Scolca se adquirió entre 1917 y 1919 por el bisabuelo del actual propietario Giorgio Soldati que lidera hoy la compañía, junto con su hija Chiara Soldati, quinta generación con la mirada puesta ya en el tercer milenio.
En el momento de la compra, la propiedad estaba cubierta por bosques y campos de trigo. Fue una intuición bien diseñada plantar en el 1900 viñedos de Cortese en una zona dedicada exclusivamente al cultivo de viñedos de uvas tintas. La producción se convirtió rápidamente en una de las principales actividades técnicas y empresariales.
La Scolca es la empresa más antigua de la zona, gestionada continuadamente por una misma familia, pero al mismo tiempo es la más moderna.
Giorgio ha demostrado ser una valioso e innovador intérprete: suya es la creación de vinos espumosos de éxito, sin traicionar la lealtad a la tierra del Gavi y de la uva Cortese. Pero la tarea más ardua que ha llevado a cabo, junto con su hija, es la de mantener el liderazgo obtenido con los años, mejorando aún más la imagen y la reputación de la Scolca, con la filosofía de conseguir la más alta calidad posible en todos los productos.

Página web: www.lascolca.net